miércoles, 20 de abril de 2011

OpenOffice.org: ¿Libre o muerta?

Sinopsis: Oracle toma algunas decisiones respecto de su suite ofimática OpenOffice.org que, o bien la mantendrán libre o la matarán.

Oracle está a punto de regresar OpenOffice.org a la comunidad de software libre.Ya te he contado algunas veces que, desde hace algo más de 3 años, migré de Windows XP a una distribución de Linux. La razón fundamental de ello fue que Microsoft, con la intención de que sus usuarios nos actualizásemos a Windows Vista, advirtió que dejaría de dar soporte a XP, pero como Vista resultó ser un pésimo sistema operativo busqué y encontré una mejor alternativa. Hoy Windows 7 está ya en funciones y se dice de él que es excelente, pero yo sigo muy satisfecho con mi actual distribución, de manera que, al menos en lo que a mi respecta, Microsoft cometió un error táctico que le costó un usuario.

Uno de los inconvenientes que tiene utilizar sistemas operativos como Linux es que la mayoría del software se escribe para Windows y, con algo de suerte, también hay versiones para Mac OS, pero rara vez para Linux, que de todas formas siempre tiene algunos programas alternativos; de manera que ya no puedo usar programas como Microsoft Office. Sin embargo no lo echo en falta, porque bastante antes de mi cambio a Ubuntu (es la distribución que uso) había adoptado OpenOffice.org, suite ofimática sobre la que he escrito un par de post.

No te estoy diciendo que sea ni mejor ni peor que Office, Google Docs, IBM Lotus Symphony o cualquier otro software que conozcas que haga mas o menos lo mismo, lo que digo es que es un buen software que, como todos, tiene sus ventajas y desventajas; una de las ventajas es que es multiplataforma, por lo que corría sin problemas en XP, pero también corre de forma excelente sobre Linux.

OpenOffice.org es uno de varios software libres que era patrocinado por Sun Microsystems, pero cuando esa empresa fue comprada en 2009 por Oracle Corporation, esta última comenzó a aplicar una serie de agresivas políticas comerciales que, entre otras cosas, acabaron con algunos proyectos de software libre y complicaron otros tanto, que se hacía prácticamente imposible llevarlos adelante.

Sin embargo, la comunidad de OpenOffice.org previó lo que iba a ocurrir y tomó las medidas sobre las que escribí en el post dedicado a LibreOffice, que es un fork (1) de OpenOffice.org.

Todo esto viene a cuento porque ahora parece que Oracle abandona su estricto control sobre OpenOffice.org y pretende devolverlo a sus orígenes; la idea es que el paquete vuelva a ser gestionado por la comunidad de código abierto y que no haya versiones de pago.

Es poco conocido que, cuando se formó la TDF (2), Oracle fue invitada a participar para que entregara la marca OpenOffice y permitiera al grupo hacerse cargo del proyecto; pero Oracle se negó y presionó a los miembros de la recién creada fundación para que depusieran su actitud respecto del desarrollo de OpenOffice. Aparentemente la intención de la empresa era vender una versión comercial del software y construir una versión propietaria en la nube que funcionara en navegadores y dispositivos móviles.

Pero ahora dice renunciar a ello y estar dispuesta a permitir que este software siga siendo libre. ¿Por qué hace esto Oracle?. Pues no lo han dicho, solo han emitido una declaración edulcorada de acuerdo a la cual el proyecto "...será mejor administrado por una organización centrada en servir a un amplio grupo de personas sobre una base no comercial". Además, en su comunicado la empresa añade que se realizarán “grandes inversiones” en otros productos de este tipo (de fuente abierta, open source en inglés) como MySQL (3) y Linux. ¡Maravilloso!, según esas palabras se podría inferir que Oracle está haciendo un esfuerzo por mostrar un mayor compromiso con la comunidad de fuente abierta.

Sin embargo se cuenta una versión más oscura por la red según la cual, como las empresas más importantes que habían estado ligadas a OpenOffice (Red Hat, Novell, Google y Canonical) se cambiaron a LibreOffice, Oracle se fue quedando sola para desarrollar el proyecto, lo cual resultó insostenible, por lo que la firma prefiere que OpenOffice sea controlado por una organización “sin base comercial”.

Sean las que fueren las razones de Oracle, lo cierto es que ahora se formará un lío de los mil demonios. No sé si habrá siquiera quien quiera hacerse cargo de la suite, la candidata obvia sería la propia TDF, pero como ya patrocina LibreOffice dudo que esté interesada. Aunque de haber alguien que se interese tendremos un par de suites de fuente abierta compitiendo entre ellas, por lo que lo más lógico es suponer que una no sobreviva.

En cualquier caso, Oracle dice que seguirá colaborando en su desarrollo y mantendrá el poder definitivo para las modificaciones finales, si es que decide conservar la marca y la denominación del producto.

Quizá te interese:


Glosario:

(1) Fork: Se refiere a una bifurcación. Entre los desarrolladores de software es la creación de un proyecto en una dirección diferente de la principal u oficial, tomando como base el código fuente del proyecto original.
(2) TDF: The Document Foundation. Organización que desarrolla LibreOffice.
(3) MySQL: Sistema de gestión de base de datos relacional, multihilo y multiusuario.

Me enteré en: ITespresso.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar este post. Al hacerlo te agradezco que tomes en cuenta que no publicaré:
1.- Comentarios que contengan spam.
2.- Los que sean ofensivos o irrespetuosos.
3.- Los escritos en mayúsculas, porque en la web es considerado como si gritaras.

FeedBurner

Powered by FeedBurner