lunes, 9 de septiembre de 2013

Samsung Galaxy Gear ǀ ¿Ahora sí es el momento?

Sinopsis: Samsung, igual que Sony, insiste con la vieja idea de un periférico en forma de reloj para tu smartphone.


Galaxy Gear smartwatch venderá a un elevado precio en colores blanco, naranja, gris, negro y una última variante, el color oro blanco, que llegará al mercado una semana después.

El Galaxy Gear smartwatch no convence del todo

De vez en cuando, pero con cierta periodicidad, los fabricantes de dispositivos inalámbricos retoman alguna vieja idea que no ha sido precisamente exitosa y la presentan como algo nuevo.

Lo curioso es que a veces tienen el éxito que no obtuvo el producto original.

En este mismo blog hay algunos ejemplos de ello; basta con recordar aquel MID (1) lanzado por SMART Devices llamado SmartQ 7, del que te hablé a mediados de 2009, una especie de tablet con pantalla táctil de 7" (177.8 mm) pensado para conectarse a Internet, pero que podía usarse para reproducir música, lo cual sacaba buen partido de sus altavoces estéreo.

¿No habías oído nunca de él?, si es así ya sabes el éxito que tuvo, pero años después Samsung retoma la idea, le coloca una pantalla más pequeña (5.3"), le añade prestaciones de smartphone, lo llama Galaxy Note y ¡voilà!, nacieron los phablet (2) cuyo éxito, aunque no arrollador (no es que todos queramos tener uno), si ha sido lo suficiente como para que la mayoría de los fabricantes copien la idea.

Con los relojes "inteligentes" pasa igual. También a mediados de 2009 te conté sobre el LG GD910, un celular de pulsera que ya para entonces no era nada novedoso, pero a diferencia de sus competidores era un terminal con acceso a redes 3G; eso sí, era en extremo costoso, quizá eso explique su escasa notoriedad.

Años más tarde (creo que en 2012) Sony-Ericsson lanzó el LiveView, un "reloj" que se comunicaba con tu teléfono siempre que este último fuera compatible, lo que sólo conseguías con algunos modelos del mismo fabricante y, al absorber Sony la parte del negocio de Ericsson, remodeló un poco el gadget (3) y lo presentó con el nombre de Sony SmartWatch, del que hace poco lanzó una tercera versión, el Sony SmartWatch 2. Incluso tengo entendido que la propia Samsung lanzó el primer teléfono reloj en 1999, todo ello sin ningún éxito espectacular.

Por eso me extraña que Jeff Kagan, responsable del artículo del sitio en que me enteré, se deshaga en elogios sobre este dispositivo.

Kagan es identificado por el editor del sitio como un analista de la industria de tecnología que escribe no sólo sobre tecnología inalámbrica, sino también sobre telecomunicaciones, televisión por cable, Internet, electrónica de consumo y tecnología en general. El propio Kagan dice de sí mismo que ha sido analista de la industria inalámbrica desde sus comienzos, y ha seguido y comentado sobre muchas empresas y tecnologías durante casi 30 años, por lo que afirma que algo ha aprendido en ese tiempo.

El razonamiento de Mr. Kagan es algo así como que el smartphone está creciendo en importancia, si ayer no podías salir de la casa sin tus llaves y la cartera, mañana no podrás hacerlo sin tu smartphone, el cual abrirá tus puertas y encenderá tu vehículo, tendrá la información de tus tarjetas de crédito y licencia de conducir, fotos y, además, hará todo lo que se te ocurra, desde comunicarte con tu médico hasta comprar en tiendas.

Puesto que será así deberás sacar tu smartphone a cada instante, lo que resultará insoportablemente tedioso, por lo que la solución es que te compres un smartwatch como este Galaxy Gear, capaz de comunicarse tanto con tu smartphone como con tu tablet (por supuesto, ambos Samsung) para mostrar en tu muñeca la cantidad de mensajes de correo electrónico, mensajes de texto, publicaciones en sitios sociales y todo lo que estés recibiendo. Incluso puedes leer en el reloj si quieres.

Tendrás acceso al calendario así como a todo tipo de de aplicaciones desde tu reloj, y todo ello bajo la premisa de que todo trabajará junto sobre la "nube", porque pontifica que "te guste o no, la nube está en tu futuro. Es el centro del universo".

Mr. Kagan dice que el SmartWatch será el control remoto para tu tablet y/o smartphone y que, teniendo tantos dispositivos, puedes sincronizar, de momento, todos ellos con tu smartwatch, pero sólo de momento, porque el futuro es que te sincronices con "la nube".

El problema está en que la tal "nube" no existe, lo que existe es un montón de servidores pertenecientes a unas pocas empresas que (como quedó ampliamente demostrado con el reciente caso de Mr. Snowden) no tienen el menor escrúpulo en entregar tu información privada si son un poco presionadas por alguna entidad gubernamental, del gobierno que sea, porque lo importante para ellas no eres tú, sino que las dejen existir y les pongan la menor cantidad posible de trabas a sus negocios; dicho de otra forma, te sacrificarán sin pensarlo 2 veces por el lucro.

Incluso Mr. Kagan admite otros riesgos y te dice que tendrás que proteger (tú, no la empresa de tu supuesta "nube") tus datos como lo haces en tu portátil y rezar para que los crackers (4) no invadan los servidores en que guardas tu información.

Pero con seguridad tus oraciones no serán escuchadas, después de todo, ese es el sueño dorado de cualquier hacker, toda la información privada de todas las personas en unos pocos servidores, ¿qué más podrían desear?.

En resumen, la predicción de éxito que Mr. Kagan hace para este producto se basa en 2 premisas: la primera es que te volverás tan holgazán que te negarás a sacar de tu bolsillo tu smartphone tanto como ahora sacas tus llaves, billetera, porta-documentos y el propio celular, al fin y al cabo, ¡para eso está el relojito!. La segunda es que todos, cual borregos, colocaremos mansamente (o permitiremos que sea colocada por otros) nuestra información privada en servidores de los que no tenemos control y que pertenecen a empresas en las cuales no tenemos razones para confiar.

Si ese es el futuro que vislumbra Mr. Kagan, al menos yo esperaré por una mejor oferta, pero si a ti te atrae el gadget te diré que llegará el 25 de septiembre a 149 países y que T-Mobile ha confirmado que lo venderá en USA en US$299, unos 228€, cantidad con la que, dicho sea de paso, podrías comprar un buen smartphone de gama media.

Quizá te Interese:


Glosario:

(1) MID: Mobile Internet Device. Término introducido por Intel, quien anunció el primer prototipo en el Intel Development Forum en la primavera de 2007 en Pekín.
(2) Phablet: Término no oficial empleado por los usuarios de dispositivos táctiles para referirse a terminales cuya pantalla está entre las 5 y las 7 pulgadas.
(3) Gadget: Dispositivo que tiene propósito y función específica y que suele tener un diseño más ingenioso que el de la tecnología estándar.
(4) Cracker: O Hacker black hat. Hacker que utiliza su habilidad en informática para romper sistemas de seguridad de cualquier dispositivo informático, colapsar servidores, entrar a zonas restringidas e infectar redes o apoderarse de ellas. Aunque en realidad eso es lo que hacen todos los hackers.

Me enteré en: cnn.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar este post. Al hacerlo te agradezco que tomes en cuenta que no publicaré:
1.- Comentarios que contengan spam.
2.- Los que sean ofensivos o irrespetuosos.
3.- Los escritos en mayúsculas, porque en la web es considerado como si gritaras.

FeedBurner

Powered by FeedBurner