miércoles, 19 de noviembre de 2008

El juego del círculo: El comienzo

Sinopsis: Durante años (incluso décadas) Microsoft, los desarrolladores de software y la mayoría de los usuarios de computadoras (o si prefieres de ordenadores) hemos estado jugando este juego. Hoy Microsoft parece decidido a terminarlo. ¿Cómo nos afectará eso a los usuarios? ¿Y a los desarrolladores? ¿Y a la empresa?.

El juego del círculo es el título de una canción interpretada por Buffy Sainte-Marie (cantante canadiense, nacida en la reserva indígena de Piapot cree) con que se iniciaba la película clásica de los años ´70 The Strawberry Statement, curiosamente traducido en algunos países de habla hispana como Fresas y Sangre y en otros como Las Fresas de la Amargura; a nadie parece habérsele ocurrido traducirlo literalmente como La Declaración Fresa.

La película y el disco del soundtrack son excelentes y si sientes nostalgia, o nunca viste la película, o no has escuchado la canción, aquí incluyo una copia (de la canción, no de la película) tomada de YouTube.

Pero este no es un blog de películas o de música así que, después de esta breve digresión cuasi culturosa, va siendo tiempo de entrar en el tema. Veamos primero cómo se inició el juego.

Hace un montón de años, la empresa IBM, que sólo producía grandes computadores, decidió entrar en el mercado de los computadores personales (en el que ya estaban Apple y algunas otras pequeñas empresas). En lo que a hardware se refiere ellos se bastaban, pero para desarrollar el sistema operativo decidieron contratar a una pequeña y desconocida compañía llamada Microsoft.

Sin entrar en detalles de cómo consiguió Microsoft tener ese sistema al que llamaron DOS (Disk Operating System. Parece que desde aquí comenzó el gusto por las siglas de los informáticos), el hecho es que lo tuvieron disponible en la fecha prevista y a Mr. William Henry Gates III (mas conocido como Bill Gates) se le ocurrió ofrecerle a la gigante de la computación este negocito: Microsoft no cobraría un centavo por el sistema operativo entregado a IBM. A su vez, IBM permitiría a Microsoft comercializar independientemente el sistema (bajo otra denominación, claro) para ser utilizado en equipos producidos por terceros. A IBM le encantó la idea y Microsoft llamó a su versión del sistema MSDOS (MicroSoft Disk Operating System). El juego se había iniciado.

El acierto de Mr. Gates fue prever que el resto de los equipos del mercado (que prácticamente no existía) trataría de ser compatible con IBM y no con Apple, como efectivamente ocurrió.

Los incipientes desarrolladores de programas se precipitaron como unos desesperados a producir software para ese sistema y cualquiera que quisiera correr alguna aplicación en un equipo que no fuese de marca (los populares clones) o en equipos de marca que no fuesen Apple o IBM no tenía mas alternativa que tener MSDOS como sistema operativo.

Apple contraatacó con una idea extraña; cambió su hardware por una maquinita que parecía de juguete a la que le habían añadido un raro periférico al que llamaban mouse, lo que los obligó a tener un sistema operativo diferente, que no era compatible en absoluto con sus equipos anteriores ni te permitía correr las aplicaciones que ya tenías, pero que era muy similar a lo que ves hoy en el monitor de cualquier computador, si bien las imágenes eran monocromáticas.

Apple necesitó generar todo el software para su nuevo engendro (al que llamó Macintosh) y, mientras lo hacía, las aplicaciones para MSDOS eran cada vez mas, mejores y mas completas.

Pero con Apple no necesitabas saber nada del sistema operativo. Te importaba un comino el ANSI.SYS, el AUTOEXEC.BAT te traía sin cuidado y el COMMAND.COM ni sabías que existía, con Apple sólo encendías la máquina y trabajabas de una vez.

Esto generó la aparición de administradores de archivos para DOS como el Norton Commander, el PC TOOLS o el PathFinder, de los que, casi con seguridad, jamás escuchaste hablar. Hasta que ¡por fin! Microsoft desarrolló una interfaz gráfica para DOS a la que llamó Windows, que hacía mas o menos lo que una Mac, pero sin mouse.

Esa interfaz es lo que hoy ha evolucionado y se ha convertido en el sistema operativo Windows (después de algunos inconvenientes entre Apple y Microsoft que ahora no vienen al caso).

No sé si por inercia, por desidia o sabrá Dios por qué, la costumbre de los programadores de desarrollar sus aplicaciones para los sistemas operativos de Microsoft se ha mantenido en el tiempo, lo que ha originado este círculo que, dependiendo de como lo veas, es virtuoso (visto por Microsoft) o vicioso (visto por sus competidores); el círculo consiste en que como la mayoría de los equipos corren con Windows hay que programar para ese sistema, y si quieres correr la mayor cantidad de aplicaciones, están programadas para Windows, por lo que tienes que tener ese sistema.

Bueno, creo que por hoy es bastante, otro día continuaré desarrollando este asunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar este post. Al hacerlo te agradezco que tomes en cuenta que no publicaré:
1.- Comentarios que contengan spam.
2.- Los que sean ofensivos o irrespetuosos.
3.- Los escritos en mayúsculas, porque en la web es considerado como si gritaras.

FeedBurner

Powered by FeedBurner